URGENCIAS FIN DE SEMANA (+34) 608 511 237

¿Para qué sirven las mallas subperiósticas?

Radiografía donde se puede observar el anclaje de las mallas subperiosticas en los dos maxilares

Tener poco hueso en el maxilar o de densidad baja puede complicar la colocación de implantes dentales. Afortunadamente, hoy disponemos de mallas subperiósticas que facilitan las técnicas de implantología en pacientes con atrofia maxilar.

¿Qué es un maxilar atrófico?

Un maxilar atrófico se caracteriza por la pérdida significativa de masa y densidad óseas. Esta atrofia puede producirse en el maxilar superior o en el inferior y se debe a factores como los siguientes:

  • Pérdida de dientes: si el hueso alveolar que los sostiene no recibe suficiente estimulación a través de la masticación, se produce una reabsorción ósea.
  • Enfermedad periodontal: los problemas en las encías pueden provocar la pérdida de hueso alrededor de los dientes.
  • Envejecimiento: con la edad es común experimentar una disminución de la densidad ósea en general, incluyendo la del maxilar.
  • Traumatismos o infecciones: una lesión o infección severa puede dañar el hueso y contribuir a su atrofia.
  • Otras enfermedades como la osteoporosis pueden afectar a la densidad ósea del maxilar.

Entre los problemas derivados de tener un maxilar atrófico están la dificultad para masticar o cambios en la apariencia facial. Además, supone un desafío para poner implantes dentales porque no hay suficiente hueso para sujetarlos adecuadamente.

¿Qué son las mallas subperiósticas?

Las mallas subperiósticas solventan el problema de tener poco hueso o de densidad insuficiente. Así, los pacientes con maxilar atrófico pueden colocarse implantes dentales y mejorar su calidad de vida.

Son dispositivos utilizados en la cirugía maxilofacial y la implantología dental para
rehabilitar con implantes dentales personas con atrofia severa de los huesos maxilares sin necesidad de regenerar o reconstruir hueso y evitando la necesidad de implantes cigomáticos.

Estas mallas se colocan debajo del periostio, es decir, la membrana que recubre el hueso. Para fabricarlas se emplean materiales biocompatibles, como el titanio (con buena resistencia y osteointegración) en aleación de grado 5.

La colocación de una malla subperióstica es realizada habitualmente en el sillón dental e implica generalmente los siguientes pasos:

  1. Evaluación y planificación del cirujano y el dentista especialista en prótesis sobre implantes a partir de estudios de imagen, como tomografías computerizadas, de imágenes digitales de los dientes y las encías y un estudio fotográfico de sonrisa, así como una planificación digital de cual será la prótesis final sobre implantes.
  2. Acceso al área ósea mediante una incisión en la encía.
  3. Adecuación del maxilar para emplazar la malla mediante guías
    planificadas con ingenieros biomédicos.
  4. Fijación de la malla subperióstica al hueso nativo con tornillos.
  5. Cierre del periostio y la encía sobre la malla para proteger el área
    durante la cicatrización.
  6. Registro digital de los implantes que incorpora la malla para colocar, en la
    mayoría de los casos, dientes fijos en las primeras 24 horas.

Por tanto, es un procedimiento altamente profesionalizado que permite que los
pacientes puedan llevar implantes dentales aunque tengan poco hueso.

Y si la pérdida de hueso se produce alrededor de un implante, ¿es posible colocarlas?

Sí, en la clínica MAEX Cuevas Queipo también ofrecemos esta solución a aquellos pacientes que sufren de pérdida de densidad ósea alrededor de un implante dental.
En estos casos hay que retirar el implante, regularizar el hueso, hacer un acondicionamiento plástico de la encía y, si es necesario, una ganancia gingival (un procedimiento para incrementar la cantidad de tejido gingival alrededor del implante) y conectar la malla habitualmente en el mismo momento.
Este tratamiento se puede realizar en el día, con un postoperatorio que es muy llevadero.?

Beneficios de las mallas subperiósticas

Las mallas subperiósticas cumplen varias funciones beneficiosas para las personas con maxilar superior o inferior atrófico. Entre ellas destacan las siguientes:

  • Solucionan de manera más sencilla que otras técnicas la ausencia de hueso para colocar implantes normales.
  • Permiten rehabilitar con implantes dentales y generalmente con dientes en 24 horas situaciones que antes tenían nula o muy difícil, larga y compleja resolución.
  • Aportan el conocimiento de la ingeniería biomédica y de la odontología digital para ir del concepto previo de “tenemos que crearle hueso para colocar los implantes que hay en el mercado” a “creamos un dispositivo de implante a medida para usted y solo para usted”. No adaptamos el paciente al implante, creamos un implante específico para el paciente.
    En resumen, las mallas subperiósticas son herramientas valiosas que mejoran la predictibilidad y los resultados en pacientes muchas veces desahuciados por otras clínicas.

En los casos de maxilar atrófico la ventaja es evidente, pues permiten la colocación exitosa de implantes dentales. De esta manera, la falta de hueso ya no supone un impedimento para disfrutar de los beneficios de la implantología.
Si tienes maxilar atrófico, con poco hueso o densidad insuficiente, acude a la clínica MAEX Cuevas Queipo. Nuestros profesionales te orientarán sobre la posibilidad de recurrir a las mallas subperiósticas.