URGENCIAS FIN DE SEMANA (+34) 608 511 237

Dentista sin dolor

Dentista sin dolor

Ya sea una persona asustadiza, delicada o alérgica, con las nuevas técnicas de sedación consciente y el uso del láser dental haremos que pierda definitivamente el miedo al dentista.

¿Miedo al dentista?

Muchos pacientes sienten ansiedad o miedo cuando entran en la consulta del destista. Estos temores se deben a las molestias causadas por los tratamientos tradicionales (pinchazos, adormecimiento, etc.), pero ahora, gracias a las nuevas técnicas de sedación y al uso del láser dental, el miedo al dentista será cosa del pasado. Clínica Cuevas Queipo puede ofrecerle una visita al dentista sin dolor.

Tratamientos sin dolor gracias al láser dental

Laser DentalEl uso del láser dental nos permite sustituir técnicas más agresivas por procedimientos limpios, estériles y con ausencia de molestias en el postoperatorio, además de conseguir reducir las molestias gracias a su efecto analgésico.

La acción del láser sobre el diente, al ser superficial, tiene como beneficio la casi innecesaria aplicación de anestesia, sin los consiguientes riesgos, sin pinchazos y sin la desagradable sensación de adormecimiento al finalizar la consulta, pudiendo el paciente continuar normalmente con sus tareas habituales.

Más información

Soluciones ante tratamientos traumáticos

Actualmente se esta utilizando en pacientes ansiosos ó miedosos la sedación consciente, que es un tipo de sedación que mantiene al paciente despierto. Se utiliza el óxido nitroso, un gas usado con oxígeno que tiene la propiedad de relajar al paciente, manteniéndolo en un estado de relajación, siendo ideal para tratamientos dentales largos o patología dental severa, mucho miedo, personas con discapacidad física, etc.

La sedación consciente que mantiene al paciente despierto, ayuda a evitar las molestias de los tratamientos, permite recuperarse rápidamente sin reacciones adversas y tras su efecto no se recuerda bien el proceso dental por el cual pasó. En Odontopediatría la sedación pretende la reducción del miedo y las molestias del tratamiento, frenando la fobia dental y la ansiedad. Se trata de cambiar una sensación que le es desagradable por un rato placentero.

Cuando no conseguimos motivación ni colaboración contamos con la anestesia general. Ocurre en menores de 10 años con multitud de caries que necesitarían muchas citas por caries, pacientes con discapacidad psíquica imposibles de tratar en el sillón odontológico, o bien niños con miedo intratable en la clínica.

A veces son niños pequeñitos que por su edad no se les puede explicar qué se les va a hacer.

Entendemos que como padres es una gran responsabilidad decidir por ellos el tratamiento bajo anestesia general en cualquier tratamiento médico. Nuestra labor es informarles bien de todo el procedimiento.

En nuestra clínica llevamos desde 1988 realizando este tipo de sedaciones.