Una unidad de Clínica Cuevas Queipo

Tratamientos

Caries dental

La caries es un proceso infeccioso en el que varios microrganismos producen ácidos que atacan al esmalte dental y provocan su desmineralización con la pérdida de sustancia dentaria, que trae consigo formación de cavidades en los dientes.

Se mezclan factores como la anatomía de cada uno, el pH de la saliva, la higiene inadecuada, las bacterias, y la dieta.

La Obturación, empaste o reconstrucción consiste en limpiar la cavidad resultante de una caries para luego rellenarla con material de calidad para rehabilitar así la anatomía dental para una apropiada estética, función, masticación y oclusión de los dientes y consigue un buen sellado que impida que vuelva a producirse la lesión cariosa.


Tratamiento pulpar

El tratamiento pulpar es un tratamiento que esta ligado estrechamente a la odontopediatría, ya que es muy frecuente en los niños. La caries avanzada puede llega a afectar la pulpa dentaria (el nervio). Hay dos tipos de tratamientos pulpares:


Ortopedia y ortodoncia

No hay una edad concreta para empezar el tratamiento de ortodoncia, pues depende del tipo de oclusión dental del paciente.

Los problemas ortodóncicos afectan principalmente a los dientes, pero también a los maxilares u óseos. En los problemas óseos de niños en crecimiento hay que comenzar el tratamiento tempranamente con aparatos funcionales (de poner y quitar) o bien, con aparatos fijos que tengan efecto esquelético. Más tarde, se completará el tratamiento con la corrección de la alineación y oclusión de los dientes. Estos problemas puramente dentarios, en jóvenes y adultos, se tratan utilizando aparatos fijos con bandas y brackets. Las maloclusiones graves de origen esquelético u óseo, y las de los pacientes cuyo crecimiento haya finalizado, se corregirán combinando la ortodoncia con la cirugía de los maxilares.


La ortodoncia es un tratamiento con un claro objetivo: proporcionar una boca sana y estética con el uso de aparatos dentales correctores (bráckets) adecuados para conseguir remediar problemas de mal posición de los dientes y alteraciones de la simetría facial, mejorando el funcionamiento de la boca, evitando problemas de caries dental, afectación periodontal, alteraciones del habla, de la respiración o la masticación.


La duración del tratamiento de ortodoncia variará según la gravedad del caso, pero sólo en casos muy raros dura más de dos años en adultos. En los niños la duración es mucho más variada porque también dependemos mucho del crecimiento de cada uno.

Un adecuado diagnóstico es importante antes de iniciar cualquier tratamiento y se logra estudiando tanto radiografías, fotografías como modelos dentales, los cuales nos permitirán conocer todas las alternativas de tratamiento para tomar la decisión correcta.